Guía express para el Norte Argentino: explorando Jujuy y Salta en 4 días

IMG_6582

El viento me soplaba fuerte en la cara y mi cabello se enredaba al compás de ese chiflón. En ese momento yo era un punto rosa de felicidad en medio de tanta blancura y de tanta soledad.  Estaba de pie en medio de las Salinas Grandes de Jujuy, un rincón que ni en mis sueños más locos había pensado conocer. A pesar del frío, sentía un calorcito rico en el corazón, ¡porque estaba tan lejos de todo! Eramos yo, el cielo azul y la sal bajo mis pies.

El Norte de Argentina es una región que apareció en mi mapa de viaje por ese impulso innato de buscar lugares poco explorados, al menos en mi entorno inmediato. Cuando tuve los pasajes de avión a Buenos Aires en la mano, me dije que en vista de la oportunidad tenía que hacer espacio (y ahorrar dinero) para visitar otra parte de la Argentina y no sólo la capital. Patagonia saltó como el destino obvio, pero luego de mucho leer en Internet y consultar con algunos amigos argentinos nos decantamos por el fabuloso Norte.

A mi vuelta a Costa Rica, muchos amigos me pararon a preguntarme como me había dado ese ride tan chiva, porque ni sabían que esos lugares existían. Pensando en esa pregunta, me pongo hoy manos a la obra con este post, una guía súper express sobre mi experiencia en esta mágica región de la tierra,  sobre todo para quienes van por poquito tiempo.

¡Me interesa! ¿Cómo llegamos?

La región conocida como el Norte Argentino (o Noroeste Argentino, como también se le llama) comprende normalmente las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, La Rioja y Santiago del Estero. Se puede llegar tanto en avión, como en autobús o carro particular.

Si ustedes van con poco tiempo, como fui yo, la opción sin duda es tomar el avión desde Buenos Aires. Nosotros íbamos hacia Salta, así que tomamos un vuelo de LATAM bien temprano. LATAM no es la única opción (ni la más barata tampoco): si van viajando lento, quieren ahorrar un poquito y no les molesta hacer escalas, pueden optar por Aerolíneas Argentinas (AA), que es la aerolínea estatal y que ofrece vuelos a varias ciudades del NOA. Al final escogimos LATAM por una cuestión pragmática, ya que ofrecía vuelo directo de 2 horas  mientras que con AA había que hacer escala siempre, ya fuera en Córdoba o en otra ciudad intermedia y nos hacía perder tiempo.

Hmmm, no hay para el avión…¿qué me decís de ir en bus?

Uno de los descubrimientos más exitosos de mi viaje por Argentina en general fueron precisamente los autobuses o colectivos: viajando en ellos uno puede ahorrarse noches de hotel mientras hace la travesía de noche. Además manejan precios bastante razonables y son relativamente cómodos. Las dos categorías que se manejan son semi cama y cama deluxe, y la diferencia radica en que las últimas se inclinan casi a 180 grados (como una cama de verdad) e incluyen refrigerios.

Si ustedes van con tiempo y sin prisa, yo les super recomiendo esta opción. A la venida nosotros tomamos uno desde Salta a Córdoba, un recorrido de aproximadamente 14 horas, y valió la pena porque sí pudimos dormir un poquito y llegar más frescos a nuestro próximo destino. Para averiguar precios y horarios pueden chequear en el sitio de Flechabus, donde se ven los horarios, disponibilidad, precios y también se puede comprar en línea de una vez.

Listo! Nos fuimos…¿Qué lugares nos recomendás visitar?

Hago la salvedad de que yo estuve únicamente en las provincias de Salta y Jujuy. Cómo sólo ibamos por semana y media a Argentina, tuvimos que hacer milagros para encajar todo, incluidas Córdoba y Buenos Aires,  dentro de ese tiempo, ¡pero se pudo!

Tan sólo en estas dos provincias hay demasiado que ver y yo obviamente me quedé corta, pero si quieren mi opinión, estos lugares valen mucho la pena:

  • Salinas Grandes de Jujuy:

IMG_6623

Aunque la mayor parte de la atención se la lleva su primo cercano el Salar de Uyuni, lo cierto es que las Salinas Grandes tienen poco que envidiarle: constituyen un paraje que bordea el surrealismo, con miles de toneladas de sal bajo los pies, el cielo de un azul purísimo y la vista hacia la pre-cordillera de los Andes con sus picos nevados.

Yo nunca había conocido un salar hasta ese entonces y la verdad que me quedé maravillada. Alguien podría decirme que no le ve la gracia a estar en un desierto de sal, pero hay que estar ahí para entender lo majestuoso que es. Además en los alrededores se puede ver fauna andina como el famoso guanaco, un familiar de la llama que no está domesticado.

Aunque no hay mucho que hacer en el Salar propiamente, sí es una parada imperdible si están haciendo un recorrido que incluya por ejemplo Humahuaca,  Purmamarca o San Antonio de los Cobres. Nosotros paramos a comernos unos sanguchitos, tomar mate, hacernos fotos y luego seguir nuestro recorrido hacia la Quebrada de Humahuaca.

  • Purmamarca y Cerro de 7 Colores:

quebrada

Antes de que Vinicunca se hiciera hiper popular y el punto de referencia en redes sociales cuando alguien menciona “el cerro de 7 colores”, lo cierto es que existe otro igual de bello en el NOA, justo al lado del pueblito de Purmamarca.

Confieso que no pude conocer el pueblito, porque íbamos camino a las Salinas y si queríamos visitar el pueblo de  Humahuaca había que sacrificar Purmamarca 😦 Pero bueno, al menos pudimos parar a ver el cerro y tomarnos fotos en los alrededores. ¡Es una cosa loquísima! Uno mira al suelo y las piedritas tienes colores vivos como el verde agua, amarillo y púrpura, algo que por lo menos yo nunca había visto en la vida.

  • Quebrada de Humahuaca

Suena ridículo, pero mi gran epifanía con este lugar ocurrió cuando me di cuenta que era el origen de aquella famosa canción:

“Fiesta de la Quebrada Humahuaqueña para bailaaaaar

Este charango y bombo, carnavalito para bailaaaaar…”

Se le llama Quebrada de Humahaca a un valle montañoso en el NOA, donde se encuentran varios pueblos andinos y con numerosa población de ascendencia indígena. Los paisajes de esta zona son parecidos a los que se ven por ejemplo en Perú, con serranías de colores, formaciones rocosas muy particulares y carreteras en línea recta que duran kilómetros de kilómetros.

El único pueblo de la zona que conocimos fue Humahuaca, donde pudimos apreciar y comprar artesanía andinas, pasear por las callecitas empedradas, y comernos unas empanadas.  También se puede conseguir un delicioso (dicen) salami de llama!

  • Iglesia de San Francisco en Salta

La ciudad de Salta tiene un pasado colonial interesante y por tanto está llena de iglesias católicas. La más interesante es la Iglesia de San Francisco, que tiene la torre de campanario más alta de América del Sur y bonitas colecciones de arte y música. Se que hay gente que no le hace mucha gracia visitar iglesias, y lo entiendo ¡pero créanme que ésta es muy bonita! Entre semana hay visitas guiadas y te lleva al segundo piso de la Iglesia, desde donde se aprecia un gran órgano antiguo y muchos detalles arquitectónicos y de diseño.

  • Parque Los Cardones y visita a Cachi

IMG_6776

Si les gustan los cactus, esta es una gira que les recomiendo al 100. El Parque los Cardones, en la provincia de Salta, es básicamente un recorrido panorámico muy bello que comienza al subir la empinada Cuesta del Obispo. Al final de la subida se comienzan a ver paisajes más áridos y fríos, parajes propios de la cordillera andina y cerros cubiertos de nubes pero poblados de cardones (cactus) gigantes de hasta 5 metros!

El Parque en sí es un recorrido rápido entre los cardones y unas cuantas cédulas de información, así que no vale la pena parar tanto allí. Eso sí, al lado tiene una recta larguísima llamada “la recta del Tin tin”, que es el sueño de cualquier Instagrammer.

Lo más lindo del paseo, en mi opinión, es pasar por los diferentes pueblitos que hay en esa región. Cachi es el más conocido, por su arquitectura colonial, pero también hay otros como Payogasta y Seclantás, tan recluidos y remotos que uno se siente como en película del medio oeste.  De hecho, cerca de estos pueblos comienza la famosa ruta 40, que recorre la Argentina de Norte a Sur y es una de las rutas panorámicas más populares del hemisferio.

  • Mercado Municipal de Salta

Cómo buenos fanáticos de los mercados que somos, no se nos podía quedar por fuera el de la ciudad de Salta. Es un mercado como cualquier otro pero enooooorme, lleno de tiendas y chinamitos con productos autóctonos de la zona y otros procedentes de Chile o Bolivia, cuya fronteras están relativamente cerca. Mi recomendación es recorrerlo con calma, unas 3 horas son suficientes….y de paso comerse un sabroso locro o un chuletón con fritas para almorzar.

  • Cerro San Bernardo

IMG_6934

Más un paradero turístico local que otra cosa, la gracia del cerro San Bernardo radica en dos cosas: 1) las geniales vistas de la ciudad que se tienen desde allí y 2) la posibilidad de subir a través de un metrocable.

Como íbamos algo cortos de tiempo no usamos el metrocable, pero sí les puedo dar fe de las vistas bonitas que se aprecian desde la cima. No es una atracción para quedarse mucho rato, pero sí es una opción por si están en Salta ciudad y vieron todos los otros puntos turísticos.

Otros lugares que no conocí, pero que muchos recomiendan:

  • Iruya: un pueblito muy remoto que pertenece a Salta, pero al que se accede desde Jujuy. Está enclavado entre las montañas y es el legítimo paisaje bucólico andino.
  • Serranía de Hornocal: parte de la Quebrada de Humahuaca, esta serranía es un conjunto de montañitas multicolores muy fotogénicas.
  • Pucará de Tilcara: sitio arqueológico en el pueblo de Tilcara, donde se filmó también el video de “Cuando pase el temblor” de Soda Stereo (sí, se me salió la ñoña musical que llevo dentro).
  • San Antonio de los Cobres: otro pueblo bastante retirado, y uno de los centros urbanos más altos del país, ubicado a mas o menos 3500 metros de altitud.
  • El Tren de las Nubes: un tren turístico que sale de Salta y hace un recorrido hasta la puna de Atacama, pasando por localidades a más de 4000 metros de altitud, de ahí su nombre.

 

¡Genial! ¿Algo más que nos querás contar sobre el NOA?

Pues que les diré: ésta región me enamoró y a dos años de mi visitas todavía me parece mentira haber estado por allí. Suena un poco tonto, pero la sensación de remotidad más intensa que haya experimentado en la vida ha sido allí, en el NOA, donde el tiempo parece haberse detenido.

Unos datitos extra:

  • Argentina tiene fama de ser uno de los países más caros de Latinoamérica, pero esto aplica sobre todo para Buenos Aires. El interior suele ser más barato, así que si van al NOA pueden esperar precios más cómodos en hospedaje, comida y transporte.
  • ¿Se puede mochilear y hacer dedo? ¡Imagino que sí! Nosotros llevábamos un plan más estructurado entonces no utilizamos transporte público, pero creo que sí es un destino amigable para las mochilas. Es una región bastante segura también, en términos generales.
  • Lleven buen abrigo, gorro y guantes, sobre todo si van en época de invierno, pues las temperaturas pueden bajar a menos de 0 grados Celsius, sobre todo en las partes altas.
  • ¡No se pierdan las peñas culturales del fin de semana en Salta! Hay bailes, canciones, conciertos y demás demostraciones de la cultura gaucha norteña.

 

Ojalá que esta guía express les sirva para ir planeando su aventura en el Norte de Argentina. Si ya fueron, cuéntenme que otros tips agregarían. Los leo!

 

Categorías:Viajes por el mundo

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.