Guía express para visitar Chile- Episodio 2: Continuamos en Atacama

El lindísimo Volcán Láscar

En mi post anterior les conté un poco sobre lo básico para visitar el Desierto de Atacama: donde quedarse, donde comer, y cómo llegar. En esta segunda entrega pasamos a lo interesante, es decir, cuáles atractivos visitar.

Es obvio que la lista que les presento a continuación es completamente subjetiva. Si me siguen de hace un tiempo sabrán que soy chiflada por ir a destinos menos conocidos, que le huyo a las multitudes y que no le tengo mucho amor a los tours organizados. Por eso, ahorramos un toque más y lo que no gastamos en comida y hospedaje lo gastamos en nuestra arma secreta para conocer el desierto: un carro alquilado.

Como todo, tiene sus ventajas y desventajas. La desventaja más evidente es el costo, sin embargo se equilibra todo cuando uno siente la libertad de ir a su propio ritmo, de parar a donde le da la gana, de tomar todas las fotos que quiere y de llegar a dormir a la hora que le ronque. Les platico un poquito más…

¿Carro propio o tour organizado?

Como en San Pedro se vive del turismo, lo que más hay son agencias de tour operadores. Si el presupuesto no da para alquilar carro, no hay de que preocuparse porque siempre va a haber alguna agencia con espacio para llevarlos a los diferentes circuitos de la zona. Eso sí, mucho ojo al escoger al operador pues abundan las historias de horror en Trip Advisor de personas a las que dejan tiradas, itinerarios que no se cumplen, impuntualidad, y poca seriedad.

Yo llegue a ver agencias con tours en $30, muy baratos, pero hay que considerar que suelen ser junto a muchas personas más para que le salga rentable a la empresa, así que si no les cuadra el ride de ir como ganado mejor consideren pagar un tour privado (posiblemente carísimo) o la opción del carro.

Nosotros alquilamos con un rent a car local de San Pedro , bastante artesanal pues quedaba en el garage de una casa, pero con precios bastante cómodos, carros en buen estado y sin costos ocultos. Alquilamos un Toyota Rav 4, que es suficiente para recorrer la zona tranquilamente. De igual forma, hay otras opciones de rent a cars conocidos tanto en San Pedro como en el aeropuerto de Calama si quieren echarles un vistazo.

Lo bonito del carro, obviamente, es la independencia. Nosotros escogimos nuestro itinerario, comimos cuando nos dio la gana, nos brincamos lugares que no nos llamaban y estuvimos más rato en otros que nos gustaron más. Lo cuál me lleva al siguiente punto del post…

¿Qué hay para ver en San Pedro de Atacama?

Voy a ir al grano chiquillos. He aquí mi resumen de atracciones a las que fui y mis impresiones al respecto, para que ustedes se hagan a la idea y decidan si valen la pena o el tiempo (o la plata).

Lagunas Altiplánicas

Volcan Miscanti y Lagunas Altiplánicas Chile
El Volcán Miscanti de fondo y su laguna

Cuando uno busca fotos de Atacama en Instagram, me atrevo a decir que el 90% son de lagunas. Son de las cosas que más abundan en esta región y no es para menos. Estamos en un desierto y estos cuerpos de agua rompen con la uniformidad del paisaje de una manera muy bella.

Hay para todos los gustos, pero nosotros fuimos a visitar expresamente 3 de ellas: las lagunas Miscanti y Miñiques, y la laguna Tuyajto.

Las lagunas son ciertamente hermosas, pero lo que se disfruta en general es el recorrido. Se toma la ruta al sur de San Pedro, hacia Paso Sico, la frontera de Chile con la provincia de Salta, en Argentina, y de ahí es como una hora y media para llegar a la laguna Tuyajto que es como la última interesante de la ruta. Es una laguna celeste, muy bella, donde anidan flamingos y bajo el cuidado de la comunidad indígena de Socaire, que es bastante estricta en lo que respecta al acceso de turistas a estas zonas.

Laguna Tuyajto Atacama Chile
Laguna Tuyajto. No se ven, ¡pero ahí hay flamingos!

En otros tiempo, la gente ingresaba en carro hasta el puro borde de la laguna y obviamente los flamingos salieron espantados. Como la comunidad quiere también involucrarse en el turismo sostenible, ahora cuidan estos recintos y se encargan de que la gente no se acerque tanto. A nosotros nos vinieron a regañar por desobedientes, pero fue de manera muy respetuosa y amable así que no hubo bronca.

Luego de tomar fotos y apreciar el paisaje, nos devolvimos y paramos un momento en la laguna del Salar de Aguascalientes, otro punto lindo para visitar. También hay flamingos, pero se ven de lejos, pues sólo se puede ver el paisaje desde la carretera.

Salar Aguascalientes Atacama Chile
Salar de Aguas Calientes. Experimentando con mi trípode nuevo.

Tan sólo en este trayecto se nos fue la mañana entera, pues la idea era ir parando, observando y disfrutando de la naturaleza. Alrededor del mediodía nos dirigimos a las lagunas Miscanti y Miñiques, que son de las más populares. Aquí sí hay que pagar entrada (me imagino que es porque llega mucha más gente), cuyo precio anda alrededor delos 3000 CLP, que son unos $4-5 por persona. No me pareció tan caro, considerando la zona, y que los baños públicos estaban bien aseados (esta parece ser la norma en Chile, otro día hablaré de lo reconfortante que es ir a un baño público en este país).

El paisaje es bellísimo, sino miren las fotos. No hay demasiado que hacer, pues son poquitos los senderos y en todo caso caminar a esas alturas (casi 4000 metros) como que se hace cansado. De hecho, les recomiendo aclimatarse primero antes de venir a esta zona porque pueden experimentar el famoso soroche o mal de altura. A nosotros nos dio un poco, pero con hidratarnos bien y mascar hojitas de coca se nos hizo más llevable.

Reserva Los Flamencos y Salar de Atacama

La Reserva Los Flamencos es en realidad una gran área protegida en San Pedro de Atacama, y por tanto se divide en varios sectores. Nosotros visitamos el de la Laguna Chaxa, que colinda con el Salar de Atacama, y sitio de anidamiento de flamingos. La entrada son unos 3000CLP ($5 más o menos).

Para ser sincera, no me pareció tan impresionante a pesar de que nos dijeron que era el mejor lugar para ver los flamingos de cerca. En realidad están bastante lejos y aparte de recorrer un senderito corto en medio del salar, no hay mucho más que hacer.

Laguna Chaxa Salar de Atacama Chile
Flamingos en Laguna Chaxa

El Salar, tercero más grande en América del Sur, es muy diferente de otros salares que hayan visto en fotos como el de Uyuni. Debido a su composición mineral y a su localización, se ve más como un roquerío, no es el típico salar planito y blanco donde salen fotos asombrosas. Puede decirse que es hasta decepcionante, al menos para lo que va con la idea de instagramear.

Talvez hayan otros sectores del Salar más bonitos. Lo que sí es espectacular es la vistada que hay del Volcán Láscar y la luna llena apareciendo tras él.

Geysers del Tatio

Otro atractivo popular de la zona es el complejo geotérmico del Tatio, que básicamente es una gran caldera volcánica a casi 5000 metros de altura, donde se aprecia actividad fumarólica y de geysers.

Cordillera de los Andes Chile Atacama
Paisajes rumbo a los geyser. De lo mas lindo que he visto.

¿Vale la pena? Sí. No tanto por el lugar propiamente, que en realidad es pequeño y se recorre rápido, sino porque el panorama a lo largo de toda la ruta es simplemente maravilloso. Se empieza a subir hacia el norte desde San Pedro y rápido se comienzan a ver los picos de la cordillera. Súmenle a eso el avistamiento de fauna como guanacos, vizcachas (una mezcla como de ardilla con conejo), vicuñas y montones de flamingos. De hecho, fue en este recorrido donde vimos más de estos animalitos, en una laguna increíble que está antitos del pueblo de Machuca.

La mayoría de los tours suelen visitar este lugar muy temprano, porque la idea es ver el amanecer desde ahí y luego meterse a una piscina de agua caliente. Obviamente, hace un frío de la grandísima puta (menos de 0 grados centígrados), así que yo me negué rotundamente a ir tan temprano. Además, como luego de este lugar las excursiones visitan otros puntos, las busetas van rapídismo y no da chance de ver el paisaje espectacular que tiene esta ruta.

Geysers del Tatio Chile Atacama
El Tatio a mediodía. Aunque no se vean tanto las fumarolas, para mí vale más la pena.

Nosotros llegamos al Tatio alrededor del mediodía, lo recorrimos en una hora mas o menos, yendo bien despacio. Lo bonito precisamente es que había poquísima gente. Igual hace frío porque se está alto, pero es bastante más soportable. La entrada eso sí, es la más cara que pagamos en Atacama: 10 000 CLP por persona (unos $16-17 aproximadamente).

El único cuidado que deben tener, si van en carro, es que luego de subir desde Machuca la carretera se pone medio intransitable. Es decir, pasan los carros pero tienen que ir muuuuuy despacio porque la calle tiene como muchos desniveles chiquitos, no se como describirlo, pero si se va a rápido se corre el riesgo de ponchar una llanta. Lo que les puedo describir es la sensación y es que uno va brincando cada medio segundo. ¡Es horrendo! La recomendación es carro alto (porque pueden irse por trillos alternativos que están paralelos a la calle principal) y sino mejor en excursión.

****

Y bueno, este post se hizo sorprendentemente más largo de lo que pensé y todavía falta la mitad del recorrido, así como algunos tips útiles. Creo que tendré que hacer una tercera entrega 🙂

¿Les ha parecido útil esta información? ¡Los leo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.