Guía express para conocer Chile- Episodio 4: Lago en el Cielo

el
Lago Llanquihue y Volcán Osorno

No se me ocurre una mejor descripción para el Lago Llanquihue y su paisaje que esta. Es realmente una sucursal del cielo, si es que tal cosa puede existir sobre la faz de la Tierra.

Nos aventuramos a hacer este circuito durante el único día que estuvimos en las cercanías de Puerto Montt, la capital de la Región de los Lagos. Yo, en emoción de conocer la Isla Grande Chiloé sólo reservé un día para explorar las cercanías de Puerto Varas y la vuelta al lago Llanquihue, con el paisaje de los volcanes Osorno y Calbuco de fondo. Si pudiera devolver el tiempo, definitivamente me hubiera quedado al menos una noche por estos lares. Así de hermoso y maravilloso es el recorrido.

Pero antes de hablar de este paraje singular, una poquita información básica:

¿Cómo llegamos a la Región de Los Lagos?

Con tal de no perder mucho tiempo, decidimos ahorrar un poquito más y comprar otro vuelo de SKY, está vez en la ruta Santiago-Puerto Montt-Puntarenas. Esta es la ruta que va hacia la mera Patagonia, pero hace una escala en la capital de la región, que de algún modo es su puerta de entrada. El tiquete anda en los $120 ida y vuelta por persona.

Si andan con presupuesto de mochila o un poquito más, hay bastantes opciones de autobuses que van de Santiago hasta allá, con servicio cama y todo el lujo que puede permitir un bus. A diferencia de Atacama, el trayecto aquí es de unas 10 horas más o menos, lo que se hace más llevable y por eso lo recomendaría como opción alterna al avión.

Y…¿dónde se quedaron?

Como ya se nos hizo costumbre usar Airbnb, nos quedamos en este en Puerto Montt.

¿Por qué Puerto Montt? Básicamente por barato, porque la ciudad en sí no tiene muchísimo que ofrecer. Es decir, es una ciudad “bonita”, tiene un puerto, un paseo marítimo o malecón, y todas las casas (hasta las modernas) tienen un arquitectura uniforme, inspirada en las casas de Chiloé. Pero al ser un polo industrial, como que no hay muchos más atractivos. Asimismo, es una ciudad que ha visto mejores tiempos y su parte más antigua, que es la más interesante, se encuentradescuidada.

Escultura Puerto Montt
Esta escultura se llama “Sentados junto al mar”, en honor a una vieja canción sobre Puerto Montt. Está en el paseo costero.

La cosa es que la escogimos por que había una mejor relación calidad/precio. Estuvimos viendo hospedajes en Puerto Varas, Frutillar y Puerto Octay que son los principales pueblos alrededor del Lago Llanquihue, pero eran significamente más caros así que en pro de la billetera establecimos nuestra base en Puerto Montt. No es mala opción, considerando que está cerca de tanto de Chiloé como del Lago Llanquihue y hay supermercados y de todo lo que uno necesite.

¡Listo! Ahora sí, qué cosas podemos ver en la Region de Los Lagos?

Como su nombre lo dice, esta región se caracteriza por albergar algunos de los lagos más bellos de Chile. Muy cerca se encuentra la frontera con Argentina, específicamente la provincia de Río Negro que es donde está Bariloche, así que uno de los paseos recomendados es el Cruce de Lagos.

Como el tiempo que presupuestamos acá fue poco, decidimos hacer solamente el Circuito del Lago Llanquihue. Este lago es el segundo más grande de Chile y esta bordeado por varios pueblitos pintorescos, todos con una fuerte influencia alemana ya que la zona fue originalmente colonizada por gente de ese país.

Para darle la vuelta al lago hay dos posibilidades:

1) Llegar a Puerto Varas (a unos 15 km de Puerto Montt por una autopista en excelente estado) y girar a mano derecha, continuando por el pueblo de Ensenada, visitando el río Petrohué y el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, pasando por el Lago de Todos los Santos, el Volcán Osorno y continuando hacia Puerto Octay, Frutillar y Puerto Varas nuevamente.

2) Llegar a Puerto Varas e iniciar el Circuito en el sentido contrario, visitando primero los pueblos y de último el Parque Vicente Pérez Rosales.

Mi consejo sería el siguiente: escojan un sentido basándose en lo que más les interesa ver. Si es naturaleza, la opción #1; si es pueblos y cultura, la opción 2. Ambas rutas poseen de las dos cosas, pero no da tiempo para verlo todo. Al menos no si van despacio y apreciando la ruta, que como nos pasó en todo Chile, es maravillosa por sí sola.

Mi idea, en teoría, era usar la mañana para visitar los Saltos de Petrohué, Parque Nacional, el Lago de Todos los Santos y el Volcan Osorno, y ya en la tarde visitar cada pueblito al menos un rato. ¡Me quedé cortísima con este plan! Cuando nos dimos cuenta, eran las 5:30 de la tarde y apenas íbamos saliendo del Volcán Osorno. De poder, se puede hacer todo el Circuito en un día pero sería pasando rapidísimo por cada punto y no vale la pena. El paisaje es tan, pero en serio, tan espectacular que me parece un injusticia no dedicarle tiempo. De ser posible, quédense al menos una noche más por esta zona para aprovecharla.

Así las cosas, esto es lo que pueden esperarse de este Circuito:

Parada #1: Puerto Varas

Este pueblito es uno de los más populares de la zona. Con arquitectura típica alemana y muchos negocios pequennos, es como el punto de base de los recorridos hacia el Lago y alrededores. Pasamos muy rápidamente, pero pudimos ver que es un lugar tranquilo y con encanto.

Parada#2: Miradores a lo largo de la ruta

Cuando se sale de Puerto Varas, se comienza a ver el gran lago a mano izquierda. A ambos lados de la carretera hay casitas, hoteles, ovejas pastando, muchas flores y algunas iglesias pequeñas y bonitas. Más adelante, se encuentran varios miradores al lago. Si hay suerte, se ve el hermoso Volcán Osorno de fondo.

Parada#3: Ensenada y Río Petrohué

Volcan Calbuco y Río Petrohue
Chillin en el Rio Petrohue, con el gran Calbuco al fondo

Hay un punto donde se llega a una interesección. A un lado está el pueblito de Ensenada, donde pueden comerse un sabroso Kuchen. El Kuchen es una especie de postre alemán que consta de un bizcocho ligero coronado con una crema dulce. En Chile le agregan bayas silvestres como frambuesas y arándanos. ¡Es una cosa deliciosísima!

En un cruce a mano derecha está el camino para llegar a Parque Vicente Perez Rosales. En medio de la ruta encontrarán una zona donde el río Petrohué pasa bien cerquita. Contemplar este río, caudaloso y de un color azul/celeste/turquesa, es súper relajante. Para rematar, abundan las flores amarillas que le dan un contraste de lujo al paisaje tan azul.

Parada#4: Parque Nacional Vicente Pérez Rosales y Saltos de Petrohué

Saltos de Petrohué
¡No hay pie de foto, porque no hay palabras!

Este parque nacional es el más antiguo de Chile y su atractivo más popular son los llamados “Saltos del Petrohué”. Estos saltos son como un conjunto de cascadas formadas por el caudal del río al pasar sobre antiguas coladas de lava volcánica. De fondo tienen la imponente figura del Volcán Osorno, y en sus alrededores un abundante bosque. Es sin duda, de los paisajes mas surreales y sublimes que hayan visto estos ojitos. Vale la pena al 1000%

La mayoría de gente va solamente por ver los Saltos y no entra a los demás senderos del parque, que también son agradables. Nosotros fuimos al Sendero “Los Enamorados” y al Sendero “Carilemu”, que son cortos y de baja dificultad. En ambos se pueden ver plantas y otros parajes cercanos al río. Nada de animales eso sí, pero los paisajes hacen que valga completamente la pena. La entrada para extranjeros ronda los 4000CLP (unos $8).

Parada#5: Lago de Todos Los Santos

Siguiendo un poco más adentro, en la misma ruta que se toma para ir al Parque Perez Rosales y bordeando al Volcán Osorno, se encuentra este enorme lago, de cuyas aguas nace el afluente que se convierte en el Río Petrohué.

Aquí se pueden realizar paseos en bote y transbordos al poblado de Peulla, al que sólo se puede llegar por esta vía y desde donde se puede hacer el Cruce de Lagos hacia Argentina. El paisaje es bastante bonito, nosotros dimos una vuelta rápida pero creo que valdría la pena hacer el paseo de tener más tiempo.

Parada #6: Sector Laguna Verde

Este es otro sector del Parque Pérez Rosales donde nos dijeron que se podía observar el pequeño zorro chilla. Cuenta con un sendero cortito que va hacia un mirador con vista al lago LLanquihue. No hay mucho más que hacer, pero sí es verdad que el zorrito aparece ¡y muy cerca! Tanto que se le pueden tomar fotos tranquilamente. Ah! Tambien es posible comer un sabroso pedazo de kuchen hecho por reposteras locales.

Parada#7: Volcán Osorno

Volcán Osorno
¡Muy cerca de la cima, casi que podía tocarla!

Esta es la joya de la corona. La figura omnipresente del paisaje. El pico nevado más bonito que haya visto. El volcán Osorno es el rey absoluto del lugar y subir a sus faldas es una experiencia que nadie se puede perder.

Eran las 4:30 pm cuando decidimos subir al volcán, luego de visitar Laguna Verde. Lo bueno fue que al estar en la primavera austral, hacía todavía un sol de tentación que nos daba la impresión de que era más temprano. Nuestro auto subía las curvas, pasaba por bosques, y de repente ya el paisaje se iba a haciendo más árido por la altitud.

Finalmente, llegamos a un parador turístico que es el último punto a donde se puede acceder y que es administrado por particulares. Allí se encuentra una cafetería y una estación de aerosillas para ir más arriba hasta donde está la nieve. Eran algo caras, así que decidimos quedarnos abajito y contemplar el pico. Es una experiencia igualmente sobrecogedora, sobre todo para nuestras almas tropicales que nunca ven nieve en Costa Rica 🙂 A la distancia se apreciaba el otro volcán imponente de la zona, el Calbuco.

Parada#8: Puerto Octay

Bajamos del Volcán y eran casi las 6 de la tarde para ese momento…¡pero aún faltaba la mitad del recorrido alrededor del lago! Hacia Puerto Octay era como una hora de viaje todavía, así que metimos acelerador para al menos ver el pueblo a la luz del día.

Parte del camino es de lastre, por lo que hay que disminuir la velocidad, pero se compensa con hermosas vistas del lago y de la vida campestre de la zona: potreros con vacas gordas, ovejitas peludas, casas viejas de madera, pinos, abetos, flores amarillas y rojas…en fin, ¡puras cosas lindas!

Teníamos mucha hambre ya para ese momento, porque nuestro almuerzo fue básicamente un atún con galletas, un par de leches de chocolate y un pedazo de kuchen, pero fue infructuosa nuestra búsqueda de restaurantes tanto en el camino como en Puerto Octay. No es que no haya restaurantes, sino que o estaban cerrados o se nos salían de presupuesto. Dimos una vuelta rápida por el pueblo, que es bonito, y como ya era tarde y el estómago nos rugía como león en celo nos enrumbamos hacia la última estación de nuestro viaje.

Parada#9: Frutillar

Frutillar es otro pueblo alrededor del lago Llanquihue que al parecer es muy, muy lindo. Digo al parecer porque al final llegamos a las 8pm y directo a comer, entonces pasamos al primer restaurante que vimos y al salir ya estaba a oscuras, además de sentirnos agotados.

Frutillar tiene dos sectores: Alto y Bajo. Desde el último es que hay un muelle muy bonito con una vista directa hacia los dos volcanes, Osorno y Calbuco, que es como la estampa típica del lugar. De lo que vimos, es similar a Puerto Varas y Puerto Octay, con arquitectura alemana y mucha influencia de esta cultura.

Tuvimos un momento interesante de cultura chilena porque acabamos comiendo una pichanga y una chorrillana, que son dos comidas rápidas típicas del país. La primera es una especie de plato surtido con papas fritas, carne de pollo o res, tomate picado, aguacate, huevo duro, salsas y queso derretido. La segunda, otro montón de papas fritas coronadas esta vez con queso derretido, carnes de res, cebolla salteada y un huevo frito. ¡Saben bien, pero son platos con riesgo inherente de indigestión por lo pesados que son!

Comidas chilenas pichanga y chorrillana
Apenas para el infarto.

Y colorín colorado…

La historia completa del viaje a Chile no ha acabado, puesto que todavía tengo que contarles sobre Chiloé, Santiago y Valpo, pero este episodio de la Región de Los Lagos sí llegó a su fin.

¿Les gustaría ir? ¿Les ha parecido que vale la pena? Los leo! El capítulo 5 del viaje comienza a escribirse hoy y vamos rumbo a…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.