Estar perdido no es tan malo: 4 lecciones de una extraviada

A lo largo de mis 35 años, varias personas me han hecho un comentario que constituye una de las mayores ironías de mi vida: “Yo no he conocido a nadie que tenga más definido lo que quiere hacer en la vida que usted”. Es una gran ironía, porque si de verdad supieran lo que pasa…